We use cookies to offer our visitors a comfortable and transparent experience when browsing our website. If you continue browsing, we consider that you accept their use. You can change the settings and get more information. More info
Shanghai, China
Marc Ramón Hernández - ADE, 2013
IntuuChina: una puerta de entrada al gigante asiático

IntuuChina: una puerta de entrada al gigante asiático

Marc Ramón Hernández (ADE’13) es especialista en análisis bursátil y tiene experiencia en pequeñas y medianas empresas exportadoras. Además, es cofundador de la asociación de estudiantes E-World de la UIC. Pero, sobre todo, Marc es emprendedor: ha desarrollado la comunidad IntuuChina, desde el plan de empresa hasta lo que es hoy: una comunidad que vive de conectar a profesionales de todo el mundo con el monstruo asiático y crear vínculos entre diferentes culturas.

 

El proyecto IntuuChina nace gracias al desarrollo de un business plan que realicé junto con Mercedes Ligero y Fernando de Zavala en febrero de 2013. En IntuuChina tenemos ya una plantilla de seis personas: tres socios directores, un responsable de marketing digital y un responsable de ventas en el Reino Unido.

 

Mercedes es una profesional con más de 20 años de experiencia en ambientes multinacionales, además es consultora para pymes y emprendedores desde hace tres años. También ha sido profesora de Marketing y Punto de Venta en ESADE. Estaba asesorando distintos planes de empresa en la UIC cuando me propuso formar parte de la empresa.

 

En cuanto a Fernando, su perfil es complementario al nuestro: emprendedor desde los 16 años y creador de un juego de mesa que se ha vendido a una de las mayores empresas de juguetes del mundo por más de 250.000 dólares. Su trayectoria ha estado siempre en grandes empresas de diversos sectores como JP Morgan, L’Oreal, EY o la Cámara de Comercio de España en China. Ha vivido en siete países distintos.

 

Y luego estoy yo, que terminé ADE en la UIC con unas ganas increíbles de zambullirme en el mundo profesional. Primero estuve en la Cámara de Comercio de España en Shangái y luego de intercambio durante un año en la Universidad de Donghua, estudiando Comercio Internacional. En ese tiempo pude observar las distintas maneras de hacer negocios en China respecto a España. China es un país donde la clave principal es la gente a la que conoces y con la que tienes relación. El tiempo que pasé en la Cámara de Comercio fue crucial para crear esa red de contactos (guanxi), ya que cuesta mucho ganarse la confianza de la gente si no tienes una posición con poder de decisión o estás en una empresa de renombre.

 

Una de mis labores en la Cámara fue crear y promocionar eventos de networking como seminarios, cócteles, etc. Es impresionante lo abierta que estaba la gente a hablar conmigo y contarme su negocio cuando entregaba mi tarjeta de negocios, en la que se podía leer “Spanish Chamber of Commerce in China”.

 

Mediante esa base de contactos en empresas, posteriormente fuimos presentando el negocio, ofreciendo un servicio a las empresas a las que realmente les interesaba. La ventaja principal es que no hace falta tener educación superior para encontrar trabajo o hacer negocios en este país. Además, tienes mucho acceso a las personas con poder de decisión. El principal inconveniente es que cuesta mucho establecer relaciones comerciales y llamar la atención si no tienes un buen cargo, estás en una buena empresa u obtienes una primera presentación mediante una persona que sea de confianza a los ojos de la persona a la que quieres conocer.

 

La originalidad de IntuuChina respecto a otras iniciativas o ideas de negocio es que hemos detectado un nicho de mercado en las prácticas de las empresas. Existen diferentes empresas que pueden facilitar prácticas en China. De hecho, nosotros mismos tuvimos que usar sus servicios, testar el producto y juzgar cuáles eran sus puntos débiles. Enseguida nos dimos cuenta de que estas empresas vendían las prácticas como un servicio aislado (no daban apoyo a la llegada a China) y te introducían en empresas que realmente no estaban entre tus objetivos (por ejemplo, un médico que acabó trabajando en el departamento de ventas de una empresa de cosmética). Fue entonces cuando nos dimos cuenta de que, si los dos líderes del mercado estaban dando un servicio por debajo de las expectativas, había una necesidad, un hueco que cubrir.

 

En IntuuChina facilitamos prácticas y estudios en China como una puerta de entrada a este país. Después de este periodo, aspiramos a que nuestros clientes puedan montar su propia empresa o encontrar un trabajo fijo. Tenemos una gran cantidad de contactos, un plan de empresa desarrollado y atractivo, agendas comerciales y captación de inversión; todo esto que hace que la experiencia de los jóvenes profesionales sea totalmente única. Proveemos un servicio “a medida” en el desarrollo de la carrera profesional una vez se sale de la universidad, desde la búsqueda de prácticas hasta, finalmente, la contratación y creación de una empresa en un país donde las oportunidades crecen, y es el momento de aprovecharlas.

 

A este servicio le añadimos un soporte profesional muy competente sustentado en nuestro equipo de mentores de negocios externos: profesionales con experiencia en China que tutelan a nuestros clientes periódicamente y que tienen un conocimiento específico sobre una industria determinada. Así hacemos posible la total integración de nuestros clientes en China. Un cliente de IntuuChina no deja de serlo nunca para nosotros. Vinculamos su éxito profesional al nuestro. Nuestro modelo de negocio es innovador precisamente por esto: porque partimos de modelos de negocio existentes y los combinamos con la originalidad y experiencia de sus fundadores para crear un servicio único. Somos “The First Ever Career Tailors”.

 

* Marc Ramón Hernández, ADE’13

 

* Text reelaborat, a partir d’un article publicat per primera vegada a la revista d’Alumni ADE B-UIC