We use cookies to offer our visitors a comfortable and transparent experience when browsing our website. If you continue browsing, we consider that you accept their use. You can change the settings and get more information. More info
Seúl, Corea del Sur
Carolina "Coco" Cugat - Arquitectura, 2002
“Soy una afortunada de trabajar en lo que quiereo y no aburrirme nunca”

“Soy una afortunada de trabajar en lo que quiereo y no aburrirme nunca”

Carolina “Coco” Cugat fue alumna de la primera promoción de la ESARQ-UIC –ahora School of Architecture–: “Era un poco como una prueba, pero realmente estoy muy contenta con el resultado; no me arrepiento de nada”. Tras graduarse en 2002, se fue a trabajar a Londres. Luego, antes de instalarse en su actual ciudad, Seúl (Corea del Sud); ha vivido en la India y en Hong-Kong. Además, trabajó en un proyecto en Vietnam.

 

En cuanto me gradué, envié más de veinte currículums en España y nadie me respondió. Se me ocurrió enviarlo a Londres y, por suerte, me ofreció trabajo uno de los despachos de arquitectos que más había admirado durante la carrera: Skidmore Owings and Merrill (SOM). Así que, sin pensármelo mucho, hice las maletas y me fui.

 

Así empezó mi carrera profesional. Una trayectoria que siempre he realizado en el extranjero. Nunca he trabajado en España.

 

Tras cuatro años en SOM, tuve la oportunidad de entrar en Foster and Partners. Allí pude seguir creciendo profesionalmente y pude trabajar en proyectos muy interesantes por todo el mundo. Además, me encomendaron equipos de hasta 35 arquitectos: todos ellos de diferentes nacionalidades y razas.

 

Estando en Fosters and Partners, me encargaron un proyecto en Hanoi (Vietnam). Tuve que irme a vivir a Hong-Kong para poder asistir a las constantes reuniones con el cliente.

 

Ese fue mi último proyecto con Fosters and Partners. En 2012, por motivos personales, me mudé a Seúl. Es una cultura completamente diferente. Fue como dar un giro de 360 grados. Suerte que mi marido es americano de origen coreano y me ayudó mucho.

 

Ahora trabajo en Samsung C & T, en el equipo de “design managment” del departamento de rascacielos y edificios complejos. Soy una afortunada de poder trabajar en grandes proyectos y no aburrirme nunca.

 

Mi promoción, al ser la primera de la ESARQ, fue como el conejillo de indias. Por suerte, el “experimento” salió muy bien y no me arrepiento de haber escogido la UIC para estudiar arquitectura. Guardo un grato recuerdo de mis años allí. Hice grandes amistades y el profesorado que tuve era muy bueno. Era gente con una gran experiencia en la profesión. Imposible no aprender de ellos.

 

* Coco Cugat (Arquitectura’02)