We use cookies to offer our visitors a comfortable and transparent experience when browsing our website. If you continue browsing, we consider that you accept their use. You can change the settings and get more information. More info
Views / Editorial

El gran teatro del mundo

Jaume Figa i Vaello

Soy consciente de que llevo casi dos semanas sin escribir por estos “barrios”: la preparación de los contenidos para la revista en papel –¡que pronto podremos ofrecer!– me ha estado robando el tiempo y apenas he podido ponerme a escribir. Pero sí reflexionar lo que iba pasando el “gran teatro del mundo”. Así lo veo.

 

Escena primera. Las elecciones europeas han supuesto un auténtico dominó socialista. Cae Rubalcaba, y cae el líder del País Vasco. Y, aquí, cae Navarro. Parecía que asomaba la alcaldesa de Santa Coloma, pero no: dice que tampoco. Y también cae Elena –se va por desacuerdos anunciados–, mientras Icetaun viejo del lugar– dice que conducirá la formación hasta el congreso de 2015; y que, después, ya veremos. Es decir, no hay renovación. Pero el pueblo pide cambios en la política que apesta –“algo huele a podrido en Dinamarca”, que decía Hamlet-. Y, por ello, la demagogia de ‘Podemos’, triunfa. El pueblo condena la corrupción, pero nosotros –el pueblo que supuestamente gobierna en toda democracia– ¿sabemos, dirigirnos por un mínimo de principios morales?

 

Escena segunda. España ya tiene nuevo rey. Desde las 12 horas de la madrugada del 19 de junio de 2014. Felipe VI ha hablado de una “monarquía renovada, para un tiempo moderno” (¿renovada por dentro y por fuera?); y apela a “la ejemplaridad en la vida pública”. Ser persona pública implica –siempre– ser persona ejemplar: debería implicarlo; ¿o no? Pero si uno no procura serlo antes, difícilmente lo será después, digo yo…

 

Escena tercera. El mundial se inaugura… –bien: se inauguró y, para algunos, ya se ha acabado (¿será sólo casualidad, la coincidente crisis del Barça y la crisis de la Roja?)–. Total, que se inauguró y algunos lo tildaron de machista: que el fútbol y el machismo van de la mano. Lo leí en un twitt que ahora mismo soy incapaz de recuperar, pero creo que tenía razón: hacía referencia al número del acto inaugural, con uno que llaman cantante –Pitbull–, y una Jennifer López y una tal Leitte como estrellas. El twitt en cuestión –que sigo sin encontrar–, no sólo lo decía por las letras de él que, según la BBC son muy machistas, sino también por la ajustada vestimenta-con-baños-de-silicona de ellas. ¿Hay que usar a la mujer como objeto sensual para comenzar un mundial de fútbol?

 

Escena cuarta. Una entrevista. El Papa Francisco sigue sorprendiéndonos por su supuesta apertura. En realidad, dice el de siempre, pero “a lo latino”. Y lo dice muy bien. En la entrevista con Henrique Cymerman, de La Vanguardia, critica muy duramente el sistema político y económico y cómo nos estamos destruyendo porque “hemos puesto dinero en el centro; al dios dinero, y no al hombre ya la mujer”. Da muchas pautas de comportamiento. Pero hay que leerla en clave universal, no local, como han hecho algunos.

 

Epílogo. La vida es una sesión continua, hasta que llegue el final. Cuando sea, pero me parece que no es una mala idea evitar que nos coja desprevenidos. Es importante vivir con optimismo, pero sin ser ilusos. Para seguir actuando, necesitamos el guión, y el director: la única manera de llegar a la gran final.

 

 
 
Nuestros sabios